¿Cuales son las Ventajas del Yoga Prenatal?

Debido al hecho de que el yoga es un método comprobado de relajación y de encontrar un equilibrio entre el cuerpo y el espíritu, también puede traer beneficios a las mujeres embarazadas. Además, el yoga prenatal también puede ayudar a las mujeres a mantenerse en forma y prepararlas para la experiencia del parto. Si es una mujer embarazada y aún no sabe si debe tomar clases de yoga prenatal, tal vez el hecho de que este tipo de yoga pueda promover la salud de su futuro bebé la hará tomar una decisión. Aunque hay algunos consejos de seguridad que necesariamente debe tener en cuenta al practicar este tipo de yoga, no solo usted sino también su bebé pueden aprovechar sus beneficios.

Existen numerosos estudios que han demostrado que el yoga prenatal puede mejorar el sueño, aumentar la flexibilidad, la resistencia muscular y la fuerza, además de reducir la ansiedad y el estrés. Además, parece que este tipo de yoga también puede disminuir los síntomas de las embarazadas como náuseas, dificultad para respirar, dolores de espalda baja, dolores de cabeza y el síndrome del túnel carpiano. Además, al practicar yoga prenatal, las posibilidades de restricción del crecimiento intrauterino, del trabajo de parto prematuro y de la hipertensión inducida por el embarazo también pueden disminuir significativamente.

Una clase típica de yoga prenatal se centrará en estiramientos suaves, respiración, relajación, enfriamiento y aprendizaje de posturas ventajosas. Por lo general, se alienta a las futuras madres que participan en este tipo de clases a centrar su atención en las técnicas de respiración, como respirar profunda y lentamente por la nariz. A su vez, esto los prepara para el parto. Aprender a hacer sonidos profundos como gruñir o tararear también es parte de esa clase. Esto también puede ser una lección valiosa para cuando aparezcan las contracciones del parto, ya que estas técnicas de respiración pueden ayudar durante esos momentos.

En lo que respecta al estiramiento, el yoga prenatal alienta a las mujeres embarazadas a intentar mover suavemente diferentes partes de sus cuerpos en rangos de movimiento completo. Esto ayudará a hacer ciertas posturas. Mientras está acostada, de pie o sentada, las mujeres son estimuladas para mover sus cuerpos en varias posiciones destinadas a desarrollar su equilibrio, fuerza y ​​flexibilidad. Para mayor comodidad y apoyo, los estudiantes pueden usar accesorios como cinturones, mantas y cojines. Al final de cada clase, hay un momento de relajación destinado a relajar los músculos y también a restaurar el ritmo respiratorio y la frecuencia cardíaca. Los estudiantes deben aprender a escuchar su propia respiración y también a prestar atención a sus emociones, sensaciones y pensamientos. Para alcanzar un estado de calma interior y de autoconciencia, pueden repetirse una cierta palabra para sí mismos o un mantra especial.

Si bien el yoga prenatal es muy recomendable, ya que puede aportar numerosas ventajas a las mujeres embarazadas y a sus futuros bebés, no todos los tipos de yoga son adecuados para las mujeres embarazadas. Se debe evitar el Bikram yoga o el yoga caliente, como también se lo llama. El Ashtanga yoga también debe evitarse, ya que puede ser demasiado enérgico para mujeres en condiciones especiales o para practicantes sin experiencia. Hatha yoga también llamado yoga suave, o yoga prenatal simple representa las mejores opciones.

Sin embargo, incluso si el yoga prenatal es una gran opción para las mujeres embarazadas, también hay algunas pautas de seguridad que deben seguirse mientras se practica. En primer lugar, las mujeres embarazadas deben hablar con su médico antes de comenzar dicho programa, para asegurarse de que su estado de salud les permita participar en dicha clase. Los problemas de espalda, las enfermedades cardíacas o el alto riesgo de desarrollar trabajo de parto prematuro podrían restringir a algunos para hacer yoga prenatal.

Tips para la Mujeres Embarazadas

Las mujeres embarazadas siempre deben establecer objetivos realistas. 30 minutos de yoga prenatal al día deberían ser suficientes. Sin embargo, en ciertos casos, incluso menos tiempo dedicado a esto puede preparar a las mujeres para el parto y también ayudarlas a mantenerse en forma durante el período más difícil de su vida.

Otra regla que las mujeres embarazadas deben respetar mientras hacen yoga es mantener el ritmo. Si está haciendo este tipo de actividad y no puede hablar normalmente durante su entrenamiento, significa que está presionando demasiado y que debe reducir la velocidad por el bien de su salud y la de su bebé.

Mantenerse hidratado y fresco también es muy importante, así como evitar ciertas posturas. La curvatura normal de la columna debe mantenerse mientras se hacen poses. La curva debe hacerse desde las caderas y no desde la espalda. Además, las mujeres embarazadas deben evitar quedarse boca arriba y boca abajo, haciendo posturas que presionan su abdomen, haciendo posturas flexibles o posturas que requieren que se doblen demasiado. En estos casos, la orientación de un instructor es absolutamente necesaria.